¿Qué es la Neurofonoaudiología?

Actualizado: ago 17

Nuevos mapas sobre terrenos conocidos

El desarrollo científico y la exploración de algunos campos del conocimiento van poniendo de moda ciertos enfoques que resultan curiosos y sugestivos. Hace tiempo que está en auge aquello que han llamado Neurociencias y todo lo que con ella se relaciona, gracias a la mejora en los métodos de exploración (esencialmente del cerebro).


Con el paso de los años, los objetos de investigación se han ido reduciendo literalmente de tamaño. Los interrogantes por el origen del universo, han quedado soslayados por aquellos que indagan acerca del origen del hombre, y estos a su vez han sido relegados por las cuestiones que hacen al interior del hombre mismo y su cerebro, como origen de todo lo que a través de él se manifiesta.


El hombre, en un momento de su historia, se ha preguntado por lo que tiene a su alrededor pero ha llegado la hora de querer comprender qué sucede en el interior de su cabeza.



¿Neurofonoaudiología?

El prefijo “neuro” (nervio o que atañe a lo nervioso) se ha empezado a utilizar desde hace un par de años para acompañar a disciplinas vigentes y reconocidas, lo que daría cuenta de la interrelación establecida entre una y otra; quizás una nueva forma de abordaje o la adopción de una “filosofía” que adhiere a la neurología y sus conceptos en función de lo que se necesita para el encuentro con algunos pacientes desde la profesión en sí.


Neurofonoaudiología sería entonces una vertiente de la práctica fonoaudiológica que toma las bases de la neurología para desarrollar en función de sus postulados tratamientos pertinentes, adecuados y eficaces.

El cerebro, para su mejor comprensión, está dividido en áreas en las cuales es posible identificar funciones específicas. Existen ciertas ocupaciones pertinentes a la práctica fonoaudiológica que están especialmente vinculadas al sistema nervioso. Voz, audición, deglución, lenguaje y habla tienen un modo particular de equilibrio y orden que está dado por el cerebro y la interacción entre sus estructuras.


  • La voz: El centro cortical de la voz o centro laríngeo/fonatorio, está situado en una porción que se denomina “giro precentral”, en la parte inferior de la fontanela ascendente (sensibilidad del sistema vocal), simultáneamente se encuentra también al pie de la tercera circunvolución frontal ascendente, llamada “pars opercularis”. De este último parte la vía motora. Las fibras nerviosas que unen el centro cortical con el bulbar forman el fascículo geniculado. Si estas áreas se ven alteradas se pierde el control voluntario para emitir voz.


  • Lenguaje y habla: Dentro de la corteza de asociación frontal, región ventral y posterior del lóbulo frontal (o de forma simplificada, el Opérculo Frontal) se encuentra la comúnmente llamada Área de Broca, denominada así en honor a quien la descubrió, Paul Broca. Paul Broca concluyó, que dicha área se encarga de la codificación motora del lenguaje cuyo resultado era el habla, una serie encadenada de articulaciones y movimientos que darán lugar a las palabras como elementos sonoros con cierta carga simbólica. A pasos del área de Broca, sobre el mismo hemisferio, tenemos la porción dedicada al lenguaje, el Área de Wernicke, otro científico observador. La función particular de esta porción gris, que se ubica en la unión de los lóbulos parietal y temporal, es la decodificación de las impresiones sonoras fruto del movimiento y articulación que “deforma” o “da forma” a la voz emitida. La alteración o el daño en alguna de estas áreas genera un problema que incide directamente en la comunicación; estas alteraciones en donde la comunicación se compromete se denominan Afasia Motora o de expresión si la zona lesionada es la de Broca, cuya consecuencia es la pérdida parcial o total de la posibilidad de articular; Afasia de Wernicke, sensitiva o de recepción si las secuelas radican en la incomprensión del lenguaje hablado.


  • Deglución: La iniciación voluntaria de la deglución toma lugar en áreas especiales del cerebro: circunvolución precentral, postero-inferior y giro frontal. Estas estructuras envían órdenes por medio de los axones que viajan dentro de un haz nervioso llamado tracto córtico-bulbar, a un tercer centro de la deglución en el bulbo raquídeo. Este último integra estas órdenes con información transportada por varios nervios sensoriales en la boca, la faringe y la laringe, con el fin de entregar las órdenes definitivas a los músculos que realizan el reflejo de deglución. Si alguna de las estructuras o vías se llegan a dañar, al igual que la voz, se pierde el control voluntario de la deglución - aunque lo reflejo, siga siendo reflejo.


  • Audición: Los Lóbulos temporales median la conciencia de los sonidos que llegan del exterior, al igual que el análisis de cada una de sus características (timbre, duración, tono, intensidad, ubicación y distancia de la fuente sonora). Pero ¿qué sucede si estas áreas corticales se dañan? Aparece un tipo de afección que se denomina Agnosia auditiva. No se trata de un defecto de la audición, sino de una incapacidad del cerebro para procesar los significados de los sonidos, por ello el tratamiento no es fuertemente fonoaudiológico sino médico-farmacológico. La fonoaudiología interviene solo en los casos donde la función auditiva experimenta algún tipo de déficit, siendo el fonoaudiólogo el personal capacitado para seleccionar y proporcionar las prótesis auditivas necesarias según el caso.


Entrenamiento cerebral

La utilidad del conocimiento es la pregunta per se en los campos de investigación. Naturalmente no es en vano conocer todo lo anterior. Las vías indemnes pueden establecer puentes entre áreas sanas y conservadas tomando estas el lugar y función de otras supliendo así en muchos casos una “función” perdida. En algunas situaciones las estructuras equivalentes en el hemisferio contralateral también puede salir en auxilio de una pérdida.


Como todo entrenamiento, una rehabilitación de este tipo es lenta, debe ser constante y saber que puede avanzar con facilidad o ser un empuje cuesta arriba según el caso.


No podemos dejar de lado que el cerebro es pasible de ser modificado, entrenado y potenciado en sus funciones más conocidas, por lo tanto no estamos tan lejos de la realidad al querer delimitar los alcances de lo que, ya vigente desde hace tiempo, es llevado adelante por muchas colegas en sus tratamientos.

#neufonoaudiologia

795 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • 5ae21cc526c97415d3213554_edited

© 2014 - 2020 Actualizaciones Fonoaudiológicas

Contacto

infoactualfono@gmail.com

O dejanos tu inquietud que responderemos a la brevedad